Archive for 4 julio 2007

A la sombra de argentinos y brasileños

julio 4, 2007
Ya sabíamos que la Copa América nos iba a deparar alguna grata sorpresa al margen de las jóvenes figuras de Brasil y Argentina. Anoche, en más que un entretenido partido, Perú y Bolivia se disputaron las opciones de pasar de ronda, ya fuera como segundo o como uno de los dos mejores terceros. El partido, como viene siendo habitual en el torneo, tuvo bastantes goles (2-2) y dejó patente que, mientras los bolivianos de Erwin Sánchez ofrecen un buen trato al balón, los peruanos necesitan Dios y ayuda para dar cinco pases seguidos.
Independientemente de las carencias defensivas de Bolivia, especialmente a balón parado, el equipo practica un juego amable para el espectador y que se sostiene en la figura de Jhasmany Campos, un dinámico mediapunta que juega en el Oriente Petrolero, de su país. Ayer, culminó su actuación con un auténtico golazo después de un gran contragolpe boliviano. Además, dio un recital de caràcter, dejándose caer en ambas bandas y con movimientos inteligentes para abrir brechas en la defensa rival. Al boliviano, pero, le pesa demasiado el factor de jugar en un equipo de escasos recursos, hecho que no le sitúa a la altura de otros jugadores.
Por su parte, Perú también posee su joya. Al margen del exótico Mariño, ayer destacó por la banda derecha Damián Ísmodes, conocido en su país por “Damichón”. Ísmodes soltó ayer destellos de calidad no sólo con el balón en los pies, sino también con buenos movimientos y ensanchando el campo para recibir con comodidad en la banda derecha. En Perú dicen que es un clon físico de Robinho, pero la verdad es que su juego recuerda más al de un extremo. Eso sí, debe mejorar a la hora de levantar la cabeza y pulirse físicamente para llegar con más frescura a la línea de fondo.
Anuncios

Queremos más

julio 2, 2007
Mientras Europa vive en el sobresalto de los fichajes, América disfruta del placer del fútbol. En Venezuela, con una Copa América que está brindando sacos de goles, entretenimiento pero poco fútbol brillante. En el norte, en Canadá, el país está dando mucho más de lo esperado, llenando los estadios para ver el Mundial sub-20. En ambas competiciones, Brasil es la clara favorita y actual ganadora. Sin embargo, la primera jornada no pudo ser más nefasta para los dos combinados canarinhos. Anoche, pero, Dunga pudo respirar gracias a la magnífica actuación de Robinho.

En la primera jornada, contra Méjico, que ayer volvió a ganar, Brasil se sintió atascada y, además, falló sus pocas ocasiones de gol. Diego y Anderson, los llamados a ser la manija ofensiva del equipo, están cediendo su rol a un Robinho desbordante y que, sorprendentemente, se ha llenado de carácter y liderazgo. Dunga no puede estar contento con el nivel de juego de su equipo. En defensa, Alex se hunde en lagunas de perdición táctica cuando el equipo tira el fuera de juego. Gilberto Silva se ve demasiado sólo en la medular, acompañado de un Elano que una vez más demuestra que esa no es su posición y, en ataque, se nota demasiado la carencia de un matador que juegue incrustado entre los centrales. Por si esto fuera poco, Dani Alves ha empezado los dos partidos desde el banquillo. Ayer, con la lesión de Maicon, entró en la primera parte e hizo gala de su aportación ofensiva.

Por otra parte, el debut de la sub-20 verdeamarelha en Canadá no pudo ser peor. Con Polonia ofreciendo un recital táctico en defensa, los de Nelson Rodrigues mostraron los mismos síntomas que la absoluta. Y eso que Rodrigues no tiene ningún problema en poner en liza un equipo verdaderamente ofensivo. Renato Augusto estuvo desaparecido y, para aún más desesperación, tanto el portero como los centrales brasileños empezaron a colgar balones en busca de Jo, la gran estrella. Paralelamente, Alexandre Pato quiso hacer la guerra por su cuenta y apenas encontró portería. El centro del campo fue un auténtico desastre, aún más teniendo en cuenta que Polonia sufrió la expulsión del jovencísimo Krol. Mañana, contra Corea del Sur, deben resarcirse.