Archive for 28 enero 2009

Efecto Redknapp y desafecto Juande

enero 28, 2009

El 19 de marzo de 2008 asistí a White Hart Lane para presenciar un Tottenham-Chelsea increíble que terminó 4-4. Ese fue el punto de partida de mi lado más supporter. Los Spurs me habían encandilado. Ya se sabe, el fútbol y el rascar todo es empezar. Esa tarde-noche Berbatov me ofreció una lección magistral de cómo jugar sin correr. Su presencia le daba sentido al ataque del Tottenham, un barrio que da cobijo a numerosos immigrantes y del que las galerías de arte están empezando a comprar suelo amén de su bajo coste.

Desde esa tarde-noche, los Spurs han vivido unos meses de trepidantes altibajos. Con la Carling Cup y la consecuente participación en la Copa UEFA en el bolsillo, el final de temporada fue más que discreto (11º). En verano, con dos meses y medio por delante, era el momento de partir de cero. El director deportivo, Damien Comolli, el hombre que había fichado a Juande, se puso manos a la obra para reforzar al Tottenham, siempre a instancias del manchego.

Primer error. Damien Comolli es un hombre que domina el fútbol europeo. Sin embargo, su afán por traer a grandes jugadores relegando las necesidades del equipo a un segundo plano le jugó una mala pasada. El derroche en millones de libras se tradujo el aterrizaje de Dos Santos, Bentley, Gomes, Pavlyuchenko, Campbell (cedido),  Modric y, sobre la bozina, por fin, fichó a un defensa, Corluka. La venta de Keane (desorbitada (25M€) y beneficiosa) y sobre todo la de Berbatov acabaron por hacer trastabillar la identidad del equipo. Los problemas se amontonaban. El nivel mostrado por el equipo en la pretemporada, incluida una goleada a la Roma, se vio quebrado al dar la Premier League su pistoletazo de salida. Los problemas en el vestuario con Juande y su segundo, Gustavo Poyet, derivaron en una situación insostenible.

Con un 1-4-4-2 demasiado rígido, variando al 1-4-4-1-1 para dar cabida a Modric, Juande nunca dio con la fórmula ideal. El único defensa fichado era Corluka, instalado en el lateral derecho. Los problemas en la salida de balón que generaba la pareja Dawson-Woodgate se prolongaban al doble pivote. Zokora y Jenas tenían como única vía el balón en profundidad para un Lennon que peleaba por la titularidad, o el juego directo. Bentley, enjaulado en la banda y sin apoyos por la inflexibilidad del sistema, estaba castrado de toda creatividad. Modric sólo podía actuar por la izquierda, donde pierde la mayor parte de sus facultades, o en la mediapunta, a cambio del sacrificio de un delantero. Su físico, tal y como ya auguró Wenger, no le permite ocupar eldoble pivote en la Premier. La escapatoria no era otra que la despedida fulminante de Juande, su cuerpo técnico, y Damien Comolli, como responsable del fracasado proyecto. Al presidente, Daniel Leavy, no le quedaba otra que sentar en el banquillo a un hombre con experiencia en Inglaterra y, además, dotarlo de plenos poderes. Un manager. El elegido fue Harry Redknapp.

Harry Redknapp

Cambio. Para sorpresa de pocos, el primer síntoma de la marcha de Juande (más que de la llegada de Harry) fue un cambio de actitud. El sistema y el once titular apenas variaron. Pero Harry supo ajustar los reglajes (y aún en está en ello) del 1-4-4-2. La evolución del equipo ha empezado por el aspecto defensivo. Quizá por eso y porque ya van dos partidos que se han perdido en los últimos minutos (WBA y Wigan) Redknapp sigue en busca de variantes, como el 1-4-1-4-1 fallido de Old Trafford, para cerrar cuanto antes los agujeros que ceden sus jugadores en tres cuartos de campo.

Modric, piedra angular. Las características del croata lo hacen perfecto para ocupar la posición más avanzada de un trivote en el que la presencia de dos centrocampistas por detrás le desahoguen del desgaste físico en tareas defensivas. Pero a Redknapp no se le pasa por la cabeza un cambio de sistema. El martes, ante el Stoke, Modric ocupó el doble pivote junto a un Zokora que se contuvo en ataque y no sufrió en defensa gracias a los constantes balones directos del rival. Veremos cúal es la apuesta del sábado, en el Reebok Stadium, ante el Bolton. De momento, la figura de Bentley se antoja importantísima. Su capacidad dinámica para ocupar más campo debe servir para apoyar a los medios.

Fichajes desconcertantes. Exceptuando el retorno de Defoe, un delantero que aporta características en ataque perdidas y por lo tanto renovadas a los Spurs, sorprende el multimillonario traspaso de Wilson Palacios y el también retorno de Chimbonda. La adquisición de un centrocampista era un reclamo a gritos, pero el alto precio pagado por el hondureño parece excesivo (19 millones de euros). En el caso del francés, cuya posición natural es la de lateral derecho, vuelve a White Hart Lane para codearse con Corluka, Hutton y Gunter. Sin embargo, no sería descartable que Corluka pasara a ocupar el cupo de centrales, una opción válida gracias a sus características físicas y mejor capacidad para sacar el balón con pases verticales. En cuanto a Cudicini, sólo debe concebirse como una alternativa para salir del paso.

Come on you Spurs!

El Inter, máximo favorito europeo

enero 23, 2009

No, no me he vuelto loco. Ni me he perdido todos los partidos del Barça. Pero esa es la conclusión que extraigo después de ver los partidos de cada uno de los aspirantes a levantar la ‘orejuda’ en Roma. Sí, también vi el repaso del Atalanta a los nerazzurri.
Voy a justificaros por qué veo al Inter como campeón continental.
Mourinho. El único ‘contra’ de su periplo en Londres fue precisamente no ganar la Champions. The Special One, el entrenador de los detalles, llegó a San Siro para repetir el Scudetto de Mancini, aunque a nadie se le escapa que Moratti lo fichó para lograr el éxito europeo. Desde su llegada a Italia, prensa y aficionados han arremetido contra el portugués por su actitud chulesca y el juego tosco del equipo. Pero lo cierto es que la adaptación de Mourinho al calcio ha sido instantánea. De la defensa por presión a partir de tres cuartos de campo con el Chelsea, el portugués ha prescindido de la intensidad para apostar por la acumulación de hombres. Ha retrasado las líneas, conocedor de que dejar espacios en Italia es uno de los pecados capitales, y ha rebajado la intensidad defensiva.
Además, Mou ha retocado ‘su’ 1-4-3-3, con tres hombres de corte defensivo en la medular y prescindiendo de extremos para meter a tres delanteros de área en lugar de Mancini y Quaresma, que están rindiendo por debajo de su nivel y no son el complemento perfecto de Ibrahimovic, el único intocable. Precisamente, Mourinho deja en manos del sueco las tareas de desequilibrio, de lo imprevisible. En definitiva, un Inter que en ataque se mueve por pegada y aprovecha cada vez más el balón parado.
Evolución de equipo y de juego. A Mou no le tiembla el pulso. Impone la unidad del vestuario por encima de cualquier cosa. Moratti, de momento, le deja campar a sus anchas. Fruto de ello, ahora empieza a dar resultados la ‘rehabilitación’ de Adriano. Parece que el portugués, tras meses trabajando en la sombra, ha encontrado la motivación del brasileño. Marcó en Coppa ante la Roma y el técnico cada vez le otorga más responsabilidad para desatascar partidos. Mou sabe calcular. Castigó al crack en su justo momento y ahora le está dosificando al máximo sus minutos de juego. Eso es sinónimo de reintegración en el vestuario nerazzurri. Mientras recupera al brasileño, el ex entrenador del Chelsea también se ocupa de explotar a Balottelli, un joven con unas condiciones físicas y técnicas fuera de lo común.
Entre tanto, los ataques siguen llegando de forma externa, y la mayoría hacia la figura de Mourinho, que ejerce con maestría su función de pararrayos. Qué os voy a contar sobre ello que ya no sepáis. La armonía en el vestuario es la base para que el juego del Inter evolucione.
El sorteo y Europa. La leyenda de la Champions nunca ha podido exhibir un mismo campeón de forma consecutiva. El Manchester United lucha esta temporada para quebrar la historia. Ferguson se ha topado de frente con Mourinho. Dos técnicos tan excelentes como distintos en su metodología. Mou es conocedor del obstáculo psicológico que para el vestuario del ManU significará superar eliminatoria y, no por casualidad, se filtró su viaje relámpago a Manchester hace unas semanas para ver en directo a los red devils. Mourinho sabe de sobras cómo juega el United, pero también es consciente de que la eliminatoria ya se ha empezado a disputar.
Estoy seguro de que el genio portugués está preparando algo especial para el doble choque contra los ingleses. A Mou le encanta jugar al despiste. Sigue trabajando a corto plazo para conquistar el Scudetto, pero tiene la vista puesta desde diciembre en la Champions y parte de su trabajo táctico y psicológico con su plantilla está pensado a largo plazo, concretamente en febrero. Será entonces cuando contemplaremos la evolución del Inter italiano al Inter europeo.

Editado: Tras la bronca a la plantilla revelada por el rotativo “La Repubblica”, Mourinho ha dejado fuera de la convocatoria a Mario Balotelli para el partido contra la Sampdoria. Se sospecha que el joven atacante es el autor de la filtración del rapapolvo del de Setúbal a sus jugadores tras la derrota en Bergamo ante el Atalanta (3-0).